domingo, 6 de enero de 2008

COSME

Cosme y Damián iban juntos a todas partes desde la infancia, como Rómulo y Remo, como Zipi y Zape, como Cástor y Pólux; no en vano en el barrio les llamaban los Géminis. Pero no eran hermanos, sino pareja de hecho, porque de hecho nunca habían probado otra cosa. Se llevaban tan bien desde pequeños que, llegado el momento del despertar a la sexualidad, ambos tácitamente habían decidido compartirse. Les iba bien en su relación tranquila y discreta. De pronto las leyes les ofrecieron formar un matrimonio. No se lo pensaron. Hubo arroz y pétalos de rosa, regalos y champán. Al poco tiempo empezó un distanciamiento que terminaría de la manera más imprevisible.

1 comentario:

CresceNet dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my site, it is about the CresceNet, I hope you enjoy. The address is http://www.provedorcrescenet.com . A hug.